La marchita presente

El triunfo de Cambiemos en la Provincia en el 2015, con María Eugenia Vidal a la cabeza, permitió que varias Intendencias quedaran en manos de candidatos del PRO. Algunos con experiencia previa, otros con capacidad de aprendizaje y otro tanto con serios problemas para gestionar. En este último grupo está el Intendente de Pilar que, además de la interna propia tiene otra interna. Es que para poder gobernar decidió darle lugar a un sector peronista que en cada oportunidad que tiene marca diferencias. Tal es así que es casi un clásico que algunas reuniones de gabinete ampliado le canten la marcha peronista. Parece que el 2019 será bastante complejo para Nicolás Ducoté.