Polémica solución

En el marco de la defensa del presupuesto para el año próximo del Ministerio de Cultura en la Legislatura porteña sólo quedaban disponibles un par de asientos reservados para la prensa. Ambos tenían un cartel que claramente lo indicaba. Sin embargo el funcionario se dispuso a sentarse en una de esas sillas. Cuando le dijeron que no podía respondió: “No se preocupen lo soluciono en dos segundos”. Arrancó el papel y se sentó. Los presentes lo miraron con desaprobación al ex Jefe de Gobierno.